lunes, 30 de junio de 2008

Motos ponen 61% de muertos en accidentes de tránsito

Por TATIANA VELÁSQUEZ A.

El fin de semana pasado estuvo teñido de sangre por cuenta de dos accidentes de motos. Cuatro personas muertas son el nuevo saldo de víctimas fatales en las calles del Atlántico. Linda Bolívar, Royman De los Reyes y Miguel Hernán Lázaro fallecieron en la carretera Oriental. Mientras que Óscar Orejarena Gómez pereció en la vía La Cordialidad.

Según manifestaron testigos, la imprudencia en ambos casos habría ocasionado la tragedia. “Los reportes preliminares muestran que hubo exceso de velocidad”, manifestó Máximo Noriega, director del Tránsito Departamental.

A las cinco de la tarde del domingo tuvo lugar, frente al acueducto de Malambo, el triple choque en el que murieron Bolívar, De los Reyes y Lázaro. La moto en la que se transportaban De los Reyes y Jorge Eliécer Pernett, quien se encuentra recluido en la Clínica Campbell en delicado estado de salud, intentó sobrepasar una camioneta blanca que se desplazaba pocos metros adelante, en el mismo carril. Pero, terminó chocando de frente contra Linda Bolívar y Miguel Lázaro, y golpeando la camioneta.

Una hora más tarde, en La Cordialidad con carrera 11, pereció Orejarena, de 23 años. Según oficiales de Policía que atendieron el caso, la tragedia ocurrió por imprudencia del fallecido, quien también intentó sobrepasar una camioneta y terminó estrellándose de frente contra un bus de Galapa que avanzaba en dirección opuesta, en su respectivo carril.

Para las autoridades de tránsito del Departamento, la ola de accidentalidad tiene las alarmas prendidas. Causa preocupación que en el 61% de las muertes por accidentes viales, entre el primero de enero y el 6 de junio de este año, estén involucradas las motocicletas. Lo que quiere decir, que en 43 de las 70 muertes hubo una moto de por medio.

Las estadísticas que entrega Medicina Legal muestran además que de los 43 muertos, 30 se desplazaban como conductores, ocho como pasajeros y cinco como peatones, y que 45 de las personas fallecieron en Barranquilla. Al comparar las cifras con las del año pasado, se encuentra una disminución del 8%, puesto que para el mismo lapso durante 2007 se presentaron 76 víctimas fatales.

El Director del Tránsito Departamental manifestó que el elevado parque automotor que existe en el Atlántico —este Departamento pasó de tener 40 mil motos hace tres años a 96 mil en la actualidad—, el mal estado de las vías y la imprudencia de quienes se movilizan en ellas contribuyen al aumento desmesurado de los accidentes.

LESIONADOS EN AUMENTO

Medicina Legal reportó que entre el primero de enero y el 6 de junio de este año, 882 personas resultaron lesionadas a causa de accidentes de tránsito, 514 por motocicletas. Mientras que para el mismo periodo del año pasado la estadística era de 696, y 441 por causa de las motos.

Noriega manifestó que quienes viajan en una moto están más propensos a accidentarse que quienes lo hacen en un carro. “Frenar en seco cuando se viene a 100 kilómetros por hora desestabiliza el automotor. Si pisas una piedra pequeña y vas a 80 kilómetros por hora, puedes terminar en el piso. Si realizas un movimiento brusco hacia un lado también puedes caer. Es un vehículo completamente inestable”.

¿QUÉ HARÁN LAS AUTORIDADES?

El Director del Tránsito Departamental manifestó que para evitar que se sigan presentando accidentes viales, se realizarán más operativos en las carreteras y se hará más énfasis en la cultura vial.

“Vamos a continuar nuestro proceso de capacitación sobre cultura vial para peatones y conductores, y haremos operativos más intensos, aplicando la normatividad de tránsito”, precisó Noriega.

Además se programarán patrullajes nocturnos, entre las cuatro de la tarde y las nueve de la noche, debido a que muchos accidentes se presentan en ese lapso. La mayoría de operativos se suspenden a las seis de la tarde, sobre todo los días festivos. “La gente sale de tomar de las calles Murillo y 30, y del barrio Simón Bolívar, para desplazarse, en estado de embriaguez, hacia los municipios”.

El Tránsito Departamental dispone de 32 agentes. Desde la próxima semana estarán 15 oficiales más en servicio en las carreteras del Atlántico, dotados de sensores de velocidad, alcoholímetros, conos y motos, según ha anunciado Noriega.

NUEVAS VELOCIDADES CREAN PREOCUPACIÓN

La accidentalidad podría aumentar con la entrada en vigencia de los nuevos límites de velocidad. En la actualidad los artículos 106 y 107 del Código Nacional de Tránsito permiten velocidades máximas de 60 kilómetros por hora en vías urbanas y de 80 kilómetros en carreteras nacionales. Sin embargo, el proyecto de ley 212 de 2007 permitiría aumentar los límites hasta 80 Kilómetros por hora en vías urbanas y 120 kilómetros en carreteras nacionales.

En comunicación enviada al Congreso, el director Ejecutivo del Fondo de Prevención Vial, Francisco José Fernández, advirtió las consecuencias nefastas que implica para el país la aprobación de este proyecto, votado favorablemente y enviado al Presidente para su sanción.

De acuerdo con estudios como el ‘Power Model’, se estima que un incremento de la velocidad promedio de un 5% conlleva un aumento en el número de muertos del 20% y de heridos en un 10%. En 2007 Colombia tuvo 5.409 muertos en accidentes de tránsito. Con este proyecto, el número de víctimas fatales podría ser mil adicionales por año.

Según el Fondo de Prevención Vial, en 2007 el exceso de velocidad fue la causa principal reportada de los accidentes con muertos en vías urbanas y la segunda causa en sucesos con víctimas fatales en vías rurales.

“Aprobar aumentos en los límites de velocidad es ir en contravía de los esfuerzos realizados a nivel mundial, que buscan reducir los accidentes de tránsito y sus consecuencias negativas”, dijo Fernández.